Cebolla y Cañete son dos payasos que tienen un solo traje y lo comparten. Un día, el Cebolla se muere, y su mujer le cumple su última voluntad: ser enterrado con el traje de payaso. Cañete se da cuenta que peligra su única fuente de trabajo, y hará todo lo posible por recuperarlo.